cristalería de laboratorio

Manipulación segura de material de vidrio de laboratorio
Manipulación segura de material de vidrio de laboratorio

Los laboratorios están equipados con una diversa gama de material de vidrio, como vasos de precipitados, matraces, tubos, matraces volumétricos, botellas de reactivos, placas de Petri, celdas de absorción, cilindros graduados, etc. Un químico no puede pensar en trabajar en el laboratorio sin material de vidrio. Sin embargo, se debe tener el cuidado adecuado al usar cristalería, ya que las lesiones por cristalería rota son comunes.

Las prácticas de manipulación segura de dispositivos de vidrio pueden ser practicadas por cualquier persona, ya que se basan en un sentido básico y no involucran principios científicos complejos.

Uso correcto de la cristalería de laboratorio.

Cada material de vidrio de laboratorio tiene un uso específico y no debe utilizarse para ningún otro fin. Por ejemplo, el material de vidrio de laboratorio no debe usarse bajo ninguna circunstancia para beber té, café, bebidas frías o jugos. Asimismo, dicha cristalería no debe utilizarse para almacenar o calentar comestibles. Dicho almacenamiento y uso puede causar graves riesgos para la salud debido a la contaminación o incluso introducir errores graves en análisis posteriores.

Tratamiento y cuidado

  • Después del lavado, guarde la cristalería seca boca abajo en estantes con clavijas de madera o plástico. Pueden producirse roturas accidentales si se secan en bancos de trabajo
  • Los matraces de filtración y los matraces de reacción deben asegurarse con soportes anulares para evitar que se vuelquen.
  • La cristalería agrietada debe desecharse para evitar lesiones por cortes y magulladuras en su manipulación posterior.
  • Se deben seguir los procedimientos de limpieza y secado recomendados después del uso para evitar la contaminación de los restos del uso anterior.
  • Manipule la cristalería caliente en hornos con guantes resistentes al calor
  • Los objetos de vidrio, como las cubetas, deben limpiarse con cepillos suaves para evitar que se rayen.
  • Use gafas de seguridad para evitar lesiones en los ojos por salpicaduras de productos químicos o piezas de vidrio rotas.
  • Nunca use sus manos directamente para recoger objetos de vidrio rotos del piso. Utilice siempre una escoba y un bote de cartón o plástico y deséchelos en contenedores especiales señalizados para ello. Las piezas más pequeñas deben levantarse con guantes y varias capas de papel de filtro húmedo o papel de seda. Evite el uso de toallas de tela o trapeadores, ya que pueden quedar pequeñas partículas de vidrio en dichas sábanas.
  • Utilice ambas manos cuando transporte matraces volumétricos y winchesters de disolvente. Una mano debe mantenerse debajo del cañón para apoyarse. Es aconsejable utilizar un contenedor de disolvente cuando se transporten varios de estos contenedores.
  • Use zapatos con cubiertas protectoras en el laboratorio para protegerse de las lesiones en los pies causadas por pedazos de vidrio rotos en el piso.
  • Cuando lave la cristalería, tome precauciones para evitar golpear la caída lateral del fregadero o los grifos.
  • No secar los matraces volumétricos en hornos de convección con las tapas intactas
  • En caso de derrame y rotura, se debe acordonar el área hasta que se completen los pasos de remoción y limpieza.
  • No coloque objetos de vidrio como matraces, buretas o pipetas cerca de los bordes de la mesa de trabajo, ya que estos objetos pueden volcarse y romperse.

Las lesiones causadas por vidrios rotos pueden ser graves, por lo que las precauciones sugeridas pueden ayudar a evitar daños accidentales y la pérdida de un tiempo valioso.

Analista de Laboratorio

Si te sirvió este artículo, puede que te interesen los siguientes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir