El principio de la cromatografía de afinidad

El principio de la cromatografía de afinidad

En la cromatografía de afinidad, las proteínas se separan según la diferencia en su afinidad de unión. Existe una alta afinidad de unión para ligandos específicos en enzimas, anticuerpos y receptores. Mientras que la mezcla de proteínas pasa por una columna que se compone de un material de matriz ensamblada leyenda, sólo se pueden retener proteínas que se unen al ligando. La proteína diana se eluye de la columna mediante una solución, que compite por el objetivo de la unión a la proteína, es decir, el ligando.
El principio de la cromatografía de afinidad es el siguiente:
1. Inyecte inicialmente una muestra en una columna equilibrada de cromatografía de afinidad.
2. La sustancia en la que existe afinidad con el ligando, sólo aquella sustancia retenida en la columna.
3. La sustancia se elude de la columna en la que no existe afinidad con el ligando.
4. Modificando las concentraciones de sal o de disolvente orgánico o el pH, las sustancias retenidas se pueden eluir de la columna.
La cromatografía de afinidad se utiliza ampliamente para la separación y la purificación con las propiedades específicas.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a El principio de la cromatografía de afinidad puedes visitar la categoría Cromatografía.

Analista de Laboratorio

Si te sirvió este artículo, puede que te interesen los siguientes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir