¿Cuáles son los 4 tipos de valoración?

📋 Aquí puedes encontrar ✍

¿Cuáles son los 4 tipos de valoración?

Conocer los tipos de titulaciones en química que pueden clasificarse según el tipo de sustancia, según el método utilizado para la valoración, según los procedimientos y objetivos, y según la naturaleza de los disolventes y la reacción química, etc.
Una valoración es un método por el que se utiliza una solución de concentración conocida para determinar la concentración de un soluto desconocido. El valorante se aplica generalmente desde una bureta a una cantidad de compuesto conocida a menos que la reacción esté completa. Para indicar la integridad (punto final o punto de equivalencia), se utiliza con frecuencia un indicador visual (tampón o solución de pH).
La fórmula de valoración puede determinar fácilmente la concentración del analito porque el volumen del valorante ya se conoce. Un matraz cónico, un vaso de precipitados, un embudo, una bureta y su soporte, matraz aforado, pipeta, botella de lavado y los productos químicos necesarios se utilizan para realizar titulaciones rutinarias para determinar la concentración de un soluto.

Tabla de contenidos

  1. Tipo de valoración
  2. Clasificación según el método de valoración
  3. Clasificación basada en la naturaleza de los disolventes y la reacción química
  4. Clasificación en función de la calidad de los reactivos
Es una de las técnicas de bureta más comunes de análisis cuantitativo en salud y ciencias de la vida y muchas industrias en todo el mundo son las titulaciones. Es un trabajo rutinario de laboratorio que suele tener aplicaciones en muchas industrias, como la farmacéutica, la agricultura, la química, el tratamiento de aguas, el vino, la cosmética, la alimentación, los productos lácteos, la automoción y los estudios ambientales, etc. clases de escuelas y colegios.

Cómo clasificar la valoración:

Las titulaciones se dividen en distintos tipos en función del tipo de compost a evaluar o del tipo de análisis a realizar.

Clasificación de la valoración según el método de valoración:

Incluye valoración directa y valoración indirecta. La valoración directa es una técnica básica de valoración que implica la reacción entre los compuestos desconocidos y los compuestos con la concentración conocida.
La valoración indirecta también se conoce como valoración posterior y se realiza cuando las valoraciones normales son lentas y su punto final es difícil de determinar. Se conoce como el proceso inverso de realizar titulaciones. Generalmente comporta dos etapas; el analito reacciona con el primer reactivo, que se añade en exceso. La reacción del reactivo añadido con el segundo reactivo determina su volumen.

Clasificación de la valoración según la naturaleza de los disolventes y la naturaleza de la reacción química:

Incluye titulaciones ácido-base, valoraciones redox, valoraciones de precipitación y titulaciones complexométricas, etc. De éstas, los tipos de valoración más utilizados en el análisis químico cuantitativo son las valoraciones redox y las titulaciones ácido-base.

Clasificación de la valoración en función de la calidad de los reactivos utilizados:

Incluye ácido fuerte junto a titulaciones de bases fuertes, ácidos fuertes junto con titulaciones de bases débiles, base fuerte junto con ácidos débiles y bases débiles junto con ácidos débiles, etc. Estos tipos se utilizan generalmente en las titulaciones ácido-base.

Diferentes tipos de valoración:

Según la naturaleza de la reacción química que tiene lugar entre el valorante y la muestra, existen cuatro tipos de titulaciones, como las titulaciones ácido-base, las titulaciones redox, las titulaciones de precipitación y las titulaciones complexométricas, etc.

Valoraciones ácido-base:

La valoración ácido-base se utiliza para averiguar la concentración de ácido o base desconocida, que se neutraliza con una concentración conocida de ácido o base. La concentración puede medirse mediante la estequiometría de la reacción.
Utiliza la reacción de neutralización que tiene lugar entre el ácido y la base y cómo reaccionará cuando se conozcan las fórmulas ácido y base. Base ácido fuerte, base ácido fuerte, base ácido fuerte y base ácido débil y base ácido débil son las cuatro formas de valoración ácido-base.

Titraciones redox:

La valoración redox es una técnica para medir la concentración de un determinado compuesto debido a una reacción redox entre el valorante y el compuesto. En ocasiones, estas formas de valoración incluyen el uso de un indicador o potenciómetro redox. Funciona a partir de la reacción de oxidación-reducción entre el compuesto y el valorante.
La determinación de la concentración de compuestos desconocidos es uno de los métodos de laboratorio más comunes. Los principales tipos de titulaciones redox son la iodometría o yodimetría, la bromatometría, la cerimetría, la permanganometría y la dicrometría, etc.

Titraciones de precipitación:

La valoración por precipitación es un método titrimétrico que implica la formación de precipitados durante el proceso de valoración. En el que el valorante reacciona con el compost y forma una materia insoluble y esta valoración continúa hasta que se consume la gota final del compost. Si el valorante está en exceso, reaccionará con el indicador e indicará finalizar el proceso de valoración.
Según el método de detección del punto final, la valoración por precipitación tiene tres tipos principales que se utilizan ampliamente, dependiendo del tipo de aplicaciones como el método de Mohr, el método de Volhard y el método de Fagan.

Titraciones complexométricas:

En este tipo de valoración, el ion metálico reacciona con el indicador formando un complejo indicador metálico. Posteriormente, se añade ácido etilendiaminotetraacético que reacciona con un ion metálico para formar un complejo metal-EDTA que es más estable que el complejo metal-indicador. Por tanto, el complejo metal-indicador se rompe posteriormente y da iones metálicos libres para reaccionar con EDTA.
Los iones metálicos libres no están presentes en el punto de equivalencia y, por tanto, el ion indicador libre proporciona un color diferente al color complejo indicador del metal. La valoración posterior, valoración de sustitución, valoración directa y valoración indirecta son los tipos de valoración complexométrica.

Las citas más frecuentes sobre la valoración son las siguientes.

¿Cuál es el objetivo principal de la valoración?
El propósito básico de la valoración es determinar la concentración desconocida en una muestra mediante un método analítico.
¿Cuáles son los distintos indicadores utilizados en el método de valoración?
Fenolftaleína, violeta de metilo, rojo de metilo, amarillo de metilo, naranja de metilo, negro eriocromo T, tornasol, azul de bromotimol, violeta de cristal, difenilamina de sodio, p-nitrofenol, indicador de almidón y azul de timol son los diferentes tipos de indicadores utilizados en los métodos de valoración según la reacción.
¿Cuáles son los distintos instrumentos utilizados en el método de valoración?
Se pueden utilizar diferentes tipos de instrumentos como un valorador automático, un medidor de pH, un conductímetro (conductometría), un potenciómetro, un valorador Karl-Fischer, un colorímetro, un valorador termométrico y amperometría, etc. para realizar una valoración precisa.
¿Qué es la doble titulación con ejemplo?
La doble valoración significa que se realizan dos valoraciones en un proceso, en el que la primera valoración se utiliza para estandarizar al valorante, mientras que la segunda valoración se utiliza para determinar la molaridad del valorante. Por ejemplo, calcula la molaridad del ácido clorhídrico (ácido) valorándolo con hidróxido de sodio (base).

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cuáles son los 4 tipos de valoración? puedes visitar la categoría Ciencia.

Analista de Laboratorio

Si te sirvió este artículo, puede que te interesen los siguientes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir